JORNADA MUNDIAL DEL ENFERMO


El próximo 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes, se celebra la Jornada Mundial del Enfermo, una campaña que tiene dos momentos: el 11 de febrero, Día del Enfermo, de carácter mundial; y en España el 9 de mayo se celebra la Pascua del Enfermo.

El lema de este año, “Cuidémonos mutuamente”, se inspira en el pasaje evangélico en el que Jesús critica la hipocresía de quienes dicen, pero no hacen (Mt 23,1-12). Se trata de poner el foco en la relación de confianza como fundamento del cuidado del enfermo.

Sobre esta jornada, el Papa destaca la importancia de brindar una atención especial a las personas enfermas y a quienes cuidan de ellas, tanto en los lugares destinados a su asistencia como en el seno de las familias y las comunidades. En particular, señala, a las personas que sufren en todo el mundo la pandemia del coronavirus, así como a los más pobres y marginados. (extracto de la hoja Iglesia en Zaragoza).

En el Mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial del Enfermo, que tendrá lugar el 11 de febrero de 2021, memoria de la Bienaventurada Virgen María de Lourdes: El Pontífice destaca la importancia de este momento para brindar una atención especial a las personas enfermas y a quienes cuidan de ellas, tanto en los lugares destinados a su asistencia como en el seno de las familias y las comunidades. En particular, señala, a las personas que sufren en todo el mundo la pandemia del coronavirus, así como a los más pobres y marginados.


ORACIÓN: Cuidémonos mutuamente

Oh, María,

Tú resplandeces siempre en nuestro camino

como signo de salvación y esperanza.

Nosotros nos encomendamos a Ti, salud de los

enfermos, que ante la cruz fuiste asociada al

dolor de Jesús manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes lo que

necesitamos y estamos seguros de que proveerás

para que, como en Caná de Galilea, pueda

regresar la alegría y la fiesta después de este

momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos

a la voluntad del Padre y a hacer lo que

nos dirá Jesús, que ha tomado sobre sí nuestros

sufrimientos. Y ha tomado sobre sí nuestros dolores

para llevarnos, a través de la cruz, al gozo

de la Resurrección.

Amén.

Papa Francisco