GESTO EN PASCUA: LA VELA DEL AMOR

Ver luz en la Indiferencia (5º domingo) LA VELA DEL AMOR

Tú nos das, Señor, un mandamiento nuevo, un mandamiento que no manda porque el amor no puede mandar. Nos das una señal distintiva, una señal de identidad que es garantía de calidad y denominación de origen.

Si esto es así, Señor, queremos que nos reconozcan por nuestro modo de amar, por nuestra solidaridad, por nuestro modo de relacionarnos, por nuestra manera de reaccionar y de implicarnos ante el dolor de los demás.

Nos das un mandamiento nuevo que está todavía por estrenar. Es tu regalo, es nuestro compromiso, es nuestra urgencia y es la necesidad de este nuestro mundo roto.

Pero sin ti nada podremos hacer.