REGRESO DE LAS HEROÍNAS A SU CASA


El pasado día 21 de septiembre regresaron las Heroínas a su casa. Los restos de Manuela Sancho, Casta Álvarez y Agustina de Aragón habían sido retirados de su panteón a finales de marzo para que un equipo científico hiciera un estudio antropológico de las mismas.

Antes de ser recibidas en su casa, se les rindieron honores militares en la Plaza del Portillo, siendo acompañadas por la Policía Local, Unidades Militares, equipo médico investigador, asociaciones, autoridades, Voluntarios de Aragón, recreadores y público.

D. Carlos Escribano recibió los restos de las Heroínas en la entrada de la Parroquia. Tras la parada militar, entraron en la iglesia el Sr. Arzobispo, los sacerdotes de la parroquia y las autoridades civiles y militares, y a continuación las urnas con los restos, que fueron portadas por miembros de la Real Cofradía de Nobles de Nuestra Señora del Portillo, como custodios de las mismas, la Asociación Cultural "Los Sitios de Zaragoza" y Voluntarios de Aragón. Tras ellas, se dejaron unas coronas de laurel ante cada una de las urnas, una de estas coronas fue portada por unos descendientes de Manuela Sancho y finalmente el público allí congregado

Fue un acto sencillo, con unas palabras iniciales del Sr. Alcalde. A continuación, D. Carlos Escribano, Arzobispo de Zaragoza, dio la bienvenida a las heroínas a su casa. Tras encenderse el Cirio Pascual, D. Jesús Domínguez leyó el evangelio y nuestro párroco, D. Jesús Gracia, las peticiones. Para finalizar, se rezó el Padre nuestro, se asperjaron los restos y se dio la bendición a todo el pueblo.