FIESTA DE SANTA ÁGUEDA: agradecer, reconocer y reivindicar


Santa Águeda: agradecer, reconocer y reivindicar

Se aproxima en nuestro calendario el 5 de febrero, día en que se celebra la fiesta de Santa Águeda, patrona de las mujeres. En nuestra ciudad de Zaragoza es tradición que las mujeres acudan a nuestra Iglesia parroquial del Portillo, donde se custodia una reliquia de la Santa. Nuevamente en este año la veneración de Santa Águeda se verá condicionada por la situación sanitaria actual derivada de la pandemia que seguimos sufriendo. Este es un día para agradecer y felicitar a las mujeres, por su aportación en nuestra sociedad, en nuestra Iglesia y en nuestra parroquia. Es una buena ocasión para seguir reivindicando los derechos de las mujeres; para denunciar las desigualdades, los abusos y las injusticias que sufren cada día, de modo especial aquellas que se encuentran en situación de mayor riesgo o vulneración. Un día para exigir la erradicación de la violencia contra la mujer y para unirnos a todas aquellas personas que claman para poner fin a la violencia. Un día, en este contexto de camino sinodal, para que, como dice el papa Francisco, sean “muchas mujeres en la responsabilidad pastoral, en el acompañamiento espiritual de personas, familias y grupos, así como en la reflexión teológica”. Así visibilizaremos una Iglesia con más presencia significativa femenina.


Fiesta De Santa Águeda


El sábado 5 de febrero, celebraremos la fiesta de Santa Águeda, una de las fiestas más singulares de nuestra parroquia. Las misas, serán a las 9, 10 y 12, por la mañana, y a las 5 y 7:30 por la tarde. El día anterior la misa de víspera será a las 19:30.


La apertura del templo: el día 4 de febrero, viernes, abriremos de 6 a 8:30 de la tarde, y el día 5 de febrero, sábado, de 8 de la mañana a 9 de la noche.


En todo momento se guardarán las medidas socio sanitarias pertinentes (uso de mascarilla, distancia de seguridad,…). La veneración de la reliquia se hará a distancia. Se pide que se participe de forma escalonada y responsable, y que se atiendan las indicaciones de las personas encargadas para la organización de las celebraciones y visitas al templo.