“ESTA NAVIDAD, MÁS CERCA QUE NUNCA”


La pandemia nos está privando (nos ha privado) de los abrazos, de los apretones de manos, de los besos; ha convertido las relaciones en encuentros temerosos, distantes y alejados emocionalmente por el uso de mascarillas. Las limitaciones de los contactos sociales son aterradoras, pueden conducir a situaciones de aislamiento, desesperación… En el caso de las personas de edad avanzada, en las últimas etapas de la vida, el sufrimiento es aún más profundo, ya que a la angustia física se suma la disminución de la calidad de la vida y la falta de visitas de familiares y amigos…


Para contrarrestar estar estas circunstancias, Cáritas lanza su Campaña de Navidad. Con el lema “Esta Navidad, más cerca que nunca”, Cáritas propone vivir una Navidad en una doble dimensión. Por una parte, recuperando la cercanía, no medida en metros, sino en gestos, con quienes más lo necesitan. Y por otra, colaborando económicamente con los fines de Cáritas para romper simbólicamente las distancias y estar más cerca de aquellos que afrontan unas condiciones de precariedad a causa de la pandemia y que desbordan cada día a los recursos de acogida de Cáritas para garantizar sus necesidades básicas.

Esta invitación a la solidaridad económica con las víctimas de las injusticias tiene destinatarios reales: familias sin recursos, las personas mayores que viven solas, quienes no tienen empleo, o los que viven en la calle y no pueden refugiarse en el calor de un hogar. Y también de las personas que afrontan el duelo de la ausencia de quienes esta Navidad no se sentará a la mesa, de las personas que han perdido sus medios de vida a causa de la pandemia o de las personas migrantes que siguen hacinándose en nuestras islas y en las costas sin que lleguen soluciones.

Ante esta situación, la Campaña de Navidad de Cáritas invita a que cada uno de nosotros seamos una “estrella de Belén” que ayude a alumbrar caminos, los de personas que conoces y los de otras que quizás estén más lejos de tu día a día, a ser estrella que con su luz alumbre esperanza a través de gestos generosos y sencillos que faciliten encuentro, diálogo, oportunidad”. Hay gestos concretos que pueden hacer que esta Navidad sea de verdad distinta y contribuyan a tejer red y cercanía, y a convertirse en el mejor regalo para los demás.